2018 ZENTRO

PUEDES PONERTE EN CONTACTO CON NOSOTROS A TRAVÉS DE:

FORMULARIO | 664 08 40 19 | zentroyogapilates@outlook.es | 

Calle de los Frailes, 120 Planta 1ª  C.P. 28770 Colmenar Viejo (MADRID)

Inicio   |  Profesores  |  Yoga  |  Pilates  |  Eventos 

Formación para Profesores  |  Masaje Thai   |  Horarios y Tarifas  |

FACEBOOK   INSTAGRAM

ZENTRO

Hatha Yoga

Esta modalidad de yoga nació en la India hace más de 2.000 años. El motivo de su creación fue la búsqueda de una vía para fortalecer y purificar el cuerpo. “Ha” significa sol y “Tha” luna, de manera que representa la dualidad entre la mente y el cuerpo.

De esta manera, el Hatha Yoga busca desconectar la mente del mundo exterior con el objetivo de generar una gran sensación de paz y tomar conciencia de uno mismo, así como ayudar al cuerpo físico a ganar en fuerza y flexibilidad.

Es el método de yoga que trabaja el cuerpo físico para facilitar la meditación y el equilibrio de contrarios.

El hatha tradicional incorpora posturas para incrementar la flexibilidad y fortaleza, ejercicios de respiración (pranayama), limpiezas, cierres energéticos (bandhas) y posturas de manos (mudras) para dirigir y potenciar la energía vital (prana) en el cuerpo.

Practicando Hatha Yoga en sólo unas semanas notarás cómo tu cuerpo es mucho más fuerte y flexible.  

Además, esta actividad es una de las más recomendables para corregir malas posturas de la espalda y, de esta manera, evitar dolores en esta zona del cuerpo.

Mejora considerablemente el sistema respiratorio, circulatorio, nervioso y digestivo del cuerpo.

A nivel mental, el Hatha Yoga mejora el estado de ánimo y disminuye de manera notable los niveles de estrés.

La práctica diaria de este tipo de yoga mejora tanto la resistencia como el equilibrio en personas de todas las edades.

Otro de los beneficios es la mejora en la estructura músculo-esquelética, evitando así enfermedades que suelen aparecer en la vejez como la artritis o la artrosis.

Ashtanga Yoga

Ashtanga en realidad quiere decir “ocho pasos” en sánscrito, que fueron los elementos del yoga descritos por Patanjali. Por esta razón, el yoga desde una perspectiva clásica es siempre ashtanga porque todas sus prácticas forman parte de un amplio sistema.

Hace énfasis en el aspecto físico del yoga, es decir que se deriva del hatha yoga, pero a diferencia del ritmo pausado de éste, ashtanga yoga se basa en posturas y movimientos fluidos ordenados cronológicamente, ligados a la respiración tipo Ujjay y constituye un sistema de series vigoroso y exigente; nos basaremos en la Primary Series o como se conoce en Sánscrito, Yoga Chikitsa (terapia), diseñada para alinear el cuerpo y fortalecer el sistema nervioso.
Esta práctica  tiene por objetivo mantener o mejorar la salud, a través de la cual se refuerza el sistema inmunitario, se trabajan los músculos, se aumenta la  flexibilidad y se consigue una relajación física y mental. El Yoga Chikitsa es también un proceso de auto-fortalecimiento mediante el cual se inculca a sus practicantes una auto-confianza y un profundo auto-conocimiento.

 

Senior Yoga

Muy recomendable para personas de la tercera edad por sus beneficios, tanto físicos, psicológicos como sociales,

nunca es tarde para empezar.

Con la práctica regular del yoga pueden corregirse muchos de los problemas asociados con la edad como son el insomnio, la falta de iniciativa, circulación insuficiente, problemas digestivos, estimular la flexibilidad muscular y corregir la postura ayudando a mejorar el estado físico. Practicar yoga ayuda también a obtener más energía y tener una actitud más positiva ante la vida.

Yoga Restaurativo

El Yoga Restaurativo es una practica que busca una relajación profunda a nivel físico, mental y emocional. Se sabe que este tipo de Yoga activa el Sistema Nervioso Central Parasimpático, por lo cual es muy efectivo para aliviar la fatiga, recuperarse de enfermedades y padecimientos crónicos relacionados con el dolor, mitigar los síntomas de depresión y ansiedad, causados por eventos traumáticos. Adicionalmente, una práctica regular disminuye la proclividad a afecciones emocionales o relacionadas con el estrés, así como una atención más efectiva.

El yoga restaurativo proporciona alivio para todo el cuerpo físico y la mente. Es especialmente útil cuando se necesita reducir la fatiga y el estrés que resultan de las actividades diarias. También ayuda al yogui a recuperarse de las enfermedades y lesiones; superar la depresión emocional y la ansiedad que son causadas ​​por eventos traumáticos, como el divorcio, la pérdida de algún trabajo y la muerte de un ser querido.

Se sabe que el yoga restaurador puede activar el sistema nervioso parasimpático, lo que permite el control automático del cuerpo. En efecto, el sistema nervioso regular se encontrará reposo y los músculos estarán más relajados. La práctica constante de yoga restaurativo hace que el cuerpo sea menos vulnerable a las enfermedades relacionadas con el estrés y ayuda a alcanzar una salud óptima.